Ambulancias para eventos deportivos, culturales, pirotécnicos, taurinos, …
Tel.: 607 169 968 (Valencia)

El origen de la ambulancia

La RAE define la ambulancia como un “vehículo destinado al transporte de heridos y enfermos, y de elementos de cura y auxilio”. Por su parte, la Wikipedia sugiere “un vehículo destinado al transporte de personas enfermas o heridas, hacia, desde o entre lugares de tratamiento”. También añade que la ambulancia puede estar destinada a atender en el sitio al paciente o llevarlo a un centro sanitario.

Efectivamente, el término “ambulancia” se utiliza para designar el vehículo usado para proporcionar cuidados médicos a pacientes que se encuentran lejos de un hospital o bien para transportar al paciente a un centro médico donde se pueda seguir de cerca su evolución y practicarle un mayor número de pruebas médicas. La ambulancia, como bien podéis comprobar en nuestra web, puede ser TNA (de Transporto No Asistido), SVB (de Servicio Vital Básico) o UVI (Unidad de Soporte Vital Avanzado).

Pero, ¿sabéis cuándo aparecieron las primeras ambulancias?

El origen de las ambulancias | Caballos-camillaComo punto de partida, hay evidencias de transportes forzados de enfermos mentales y de lepra en la Antigüedad. La primera evidencia de una ambulancia data del siglo X y fue construida por los anglosajones. Esta consistía en una hamaca emplazada en un carro tirado por caballos. Posteriormente, los normandos utilizaron hamacas portadas por caballos para llevar a los enfermos. El servicio de ambulancia mediante caballos continuó con algunas variaciones hasta el siglo XX.

Así, en 1792, durante la guerra franco-austriaca Dominique – Jean Larrey trabajó como médico a cargo de las tropas de Napoleón Bonaparte. Pero la obsoleta organización sanitaria militar hizo que propusiera una innovación estratégica para atender de la debida manera a los múltiples soldados que caían heridos en el campo de batalla. Hasta el momento, los soldados caídos debían esperar hasta el fin de las hostilidades para que los sanitarios fueran a recogerlos y, estos, esperaban a algo más de 3 kilómetros del lugar de la batalla. Larrey solicitó permiso para la creación de un servicio de ambulancias, éste estaba compuesto por equipos formados por un médico, un oficial de intendencia, un suboficial, 24 soldados y un tambor encargado de llevar el material de vendaje. Junto a la parte humana, el servicio se complementaba con 12 camillas ligeras, 4 pesadas y 1 carreta, diseñada especialmente por Larrey y denominada “ambulance volante”, que combinaba la rapidez con la seguridad y la comodidad y que consistía en una cámara cerrada que estaba unida, por medio de ballestas, a un carro ligero de dos ruedas y tirado por dos caballos. En la imagen posterior podéis ver una ilustración de cómo empleaban los caballos para transportar los enfermos.

El origen de las ambulancias | Inicios

El éxito fue total, y Larrey fue destinado en 1793 a París con el fin de organizar un servicio de ambulancias volantes para todo el ejército de Napoleón.

Primeras ambulancias para el uso civil

El principal avance de las ambulancias de uso civil se produjo con la introducción del transporte para enfermos de cólera en Londres, en el año 1832. Periódicos como The Times destacaban el avance y hablaban de un “proceso de curación que comienza en el mismo instante en el que el paciente es llevado en el carruaje”. A continuación, vemos un carro tirado por caballos prestando servicio como ambulancia durante la Guerra Civil Estadounidense.

Ambulancia tirada por carros durante la Guerra Civil Estadounidense

Durante la Guerra Civil Estadounidense, los vehículos destinados a retirar a los heridos del campo de batalla recibieron el nombre de “vagones ambulancia“. Posteriormente, durante otra Guerra Franco-Prusiana de finales del siglo XIX, las referencias históricas ya hablan de las ambulancias para referirse indistintamente al socorro sanitario que evacuaba a los heridos del frente y a los hospitales de campaña.

A continuación, podéis ver una fotografía de 1895, donde una ambulancia era tirada por caballos a las afueras del Bellevue Hospital de Nueva York.

Ambulancias tirada por caballos del Hospital Bellevue (New York, 1895)

Primeras ambulancias motorizadas

A finales del siglo XIX, el automóvil se encontraba en fase de desarrollo, por lo que comenzaron a introducirse modelos de ambulancias automóviles junto a las tiradas por caballos. A principios del siglo XX, las ambulancias eran movidas por vapor, gasolina y electricidad. La primera producción en masa de ambulancias motorizadas se produjo en Estados Unidos, en el año 1909. El chasis se montaba sobre neumáticos, mientras que el cuerpo disponía de luz eléctrica, suspensión en la camilla, dos asientos junto a la camilla, y un gong en un lateral.

Las dos Guerras Mundiales o la guerra de Vietnam, son claves para el desarrollo masivo y uso de las ambulancias. El objetivo es atender a los heridos en el campo de batalla lo más rápido posible, donde se consigue disminuir drásticamente la mortalidad, y posteriormente estos avances se aplican a los fines civiles.

Con el paso del tiempo, las ambulancias mejoraron sus prestaciones, ganando capacidad para llevar un equipo adicional (tanto portátil como permanente), añadiendo elementos acústicos y luminosos, mejores instalaciones internas, mayor y mejor equipamiento, etc.

Ambulancias Ford y Cadillac Miller (1970)

A partir de 1966, fruto de los cambios sociales y de estilo de vida, se empiezan a utilizar ambulancias medicalizadas, con personal médico a bordo y con material similar al que se utiliza en las urgencias de los hospitales. Entre las finalidades destacadas, se intenta reducir la mortalidad en accidentes de tráfico e infartos agudos de miocardio. Con el tiempo, se fueron desarrollando dos modelos diferentes de ambulancias que se conocen como modelo anglo-americano (el paciente es transportado al hospital) y otro conocido como modelo franco-alemán (el personal sanitario es transportado hacia donde está el paciente, estabilizándolo e iniciando el tratamiento).

UVIs y SVBs - Ambulancias Vallada

Ambulancias Vallada ofrece servicio urgente de ambulancias en Valencia, Castellón y Alicante desde 1990, contamos con más de 20 ambulancias perfectamente equipadas, varios hospitales de campaña, y un equipo de profesionales muy cualificados, preparados para atender cualquier servicio las 24 horas del día.

Para cualquier duda que se presente acerca de nuestros servicios de ambulancias en Valencia, Castellón, Alicante o alrededores, puede ponerse en contacto con Ambulancias Vallada rellenando nuestro formulario de contacto o, si lo prefiere, a través del teléfono +34 607 169 968.

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies